Lenin en Octubre (1937)

descarga (5)

Lenin v oktyabre (Lenin en Octubre, 1937) se trata de una película soviética dirigida durante el gobierno de Iósif  Stalin y que conmemora los veinte años de revolución, desde que el socialismo se impusiera en el año 1917 mientras estaba teniendo lugar a la vez la primera guerra mundial. La película, cuenta muy Sui Generis las jornadas que tuvieron lugar en Octubre de 1917, cuando el partido Bolchevique se impuso al gobierno moderado de Terenski, quien aún seguía involucrando al pueblo ruso en el conflicto mundial.

La película está dirigida por dos directores: Mikhail Romm y Dmitri Vasilyev. El primero de ellos cuenta con una exitosa carrera y además dos años más tarde realizaría la continuación de Lenin en Octubre, con Lenin v 1918 godu (Lenin en el 1918, 1939) una película que nos mostraba Lenin después de la triunfante revolución. Aún así, las mejores películas del cineasta las encontramos antes y después del gobierno de Stalin. De hecho, la puesta en escena de esta película resulta bastante decepcionante, siendo mucho más estática que las películas mudas de Eisenstein, algo bastante reprochable teniendo en cuenta que el propio Romm fue discípulo de Einsenstein.

Como no podía ser de otra manera, el protagonista principal de la película es Lenin, quien está magistralmente interpretado por Boris Shchukin, que clava absolutamente al personaje, incluido físicamente, dando la auténtica sensación de ser el verdadero Lenin. La película se centra absolutamente en su figura y nos muestra la llegada del político a San Petersburgo en tren desde su exilio hasta el levantamiento definitivo contra el gobierno moderado. En mitad del argumento, el guión simplemente nos presenta a Lenin en convivencia con una pareja (hombre y mujer) protagonista, quien tienen el encargo por parte del consejo bolchevique de dar cobijo a Lenin hasta la resolución final. En realidad, esta pareja protagonista cumple el objetivo cinematográfico de hacer de intermediario entre el espectador y el personaje histórico, Lenin. De tal manera, que el guión se encarga de presentar al político como un hombre concienciado y plenamente ocupado en la causa revolucionaria (numerosos planos nos lo muestran estudiando la situación estratégica, y los planos de la ciudad para conseguir la mejor posición en el momento del alzamiento) pero también como un líder simpático y amigable, preocupado por los demás (Como por ejemplo, con la salud de nuestro protagonista, a quien le aconseja descansar, mientras él no lo hace pues simplemente se preocupa por la lucha revolucionaria).

Lenin_V_Oktyabre_1937_c08.png

No hace falta ser muy listo para ver que la película no sólo cuenta la historia de la Revolución de 1917, sino que sirve como plataforma de propaganda del régimen Stalinista, quien en el año 1937 se encontraba reforzando su mandato como líder exclusivo de la unión soviética, y eliminando cualquier oposición. Por este mismo motivo, la película falsea de manera deliberada la historia, para presentar a Lenin como el padre fundador de la CCCR, y a Stalin como su único sucesor, y falsificando el papel de Trotski en la historia real (quien fue el victorioso comandante del ejército Rojo) convirtiéndolo en uno de los reaccionarios que se opone a la revolución obrera (un auténtico disparate en definitiva). Trotski es representado como un ser totalmente envidioso con los actos de Lenin, Y después de Trotski, no podía faltar Lev Kámenev, quien tan un solo año antes de la realización de la película había sido borrado del mapa por orden directa de Stalin. Kámenev fue uno de los miembros más moderados dentro del partido comunista durante la revolución de 1917 pero gracias a sus habilidades políticas consiguió hacerse un hueco en el poder e incluso llegó en algún momento a ser una de las figuras más representativas (durante el triunvirato de 1923-1924 junto a Zinóviev y Stalin fue una de las máximas figuras). En Lenin en Octubre, Kámenev es representado junto con Trotski como un reaccionario más, quien se encarga de airear los planes de la revolución de manera intencionada. En definitiva, la película moldea la historia para presentar la versión que a Stalin realmente le interesaba mostrar en aquellos tiempos convulsos (no está de más recordar que la película se ubica cronológicamente después de la purgas soviéticas y con el conflicto Nazi totalmente en el aire y candente). Aún así, no deja de ser paradójico que el protagonista absoluto sea Lenin, y que en ningún momento aparezca Stalin.

Aún así, Mikhail Romm nos presenta secuencias llenas de fuerza, especialmente las que nos muestran a las masas revolucionarias tomando el poder al son de la internacional (como en la batalla final, cuando derrocan el gobierno provisional) aunque también cuando es capaz de integrar inteligentemente elementos de carácter cómico, que a priori podrían parecer poco aptos para una película tan seria.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s