Chapaev (1934)

descarga (1)

Si hay una película que resume la esencia del cine realizado durante el gobierno de Stalin, esta es sin duda Chapaev (Chapaev, 1934). La película cuenta la auténtica historia del soldado Vasili Ivanóvich Chapaiev (1887-1919), que luchó en el lado bolchevique durante la guerra civil rusa, pero el filme adereza la realidad, convirtiendo al soldado (que nunca había sido uno de los dirigentes más importantes durante la guerra) en una auténtica leyenda. La obra fue dirigida por los hermanos Vasiliev (que en realidad compartían apellido, pero no vínculos de sangre), quienes realizaron numerosas películas durante los años 30. Además el filme obtuvo parte de reconocimiento crítico fuera incluso de la propia URSS, siendo reconocida por ejemplo por el NBR (National Board of Review) de los Estados Unidos del 1935 como una de las mejores películas extranjeras del año.

La película adapta la novela que Dmitri Furmánov había escrito en ese mismo año, y  tuvo un gran éxito entre el público (a diferencia de las películas de Einsenstein, que en general no habían contado con un gran apoyo popular). Chapaev se ha clasificado como una de las primeras películas del denominado estilo “Arte realista” (el congreso en el que se definen las características de este arte data del mismo año de 1934) en líneas generales como si esta etiqueta fuera negativa. Y es cierto que finalmente el Arte realista se acabaría convirtiendo en un cine simplista, que abandonaba cualquier atisbo de imaginación por una supuesta realidad (se imponía al artista que ante todo debía ajustarse a la realidad del pueblo socialista, anteponiéndose a cualquier detalle secundario) que se acababa imponiendo de manera apabullante al espectador, pero antes de convertirse en esta doctrina dogmática, el género nos dejo cintas bastante interesantes y atractivas, entre las que podemos destacar este mismo filme.[1]

De hecho, el filme tiene como uno de los protagonistas principales al propio Furmánov, interpretado por Boris Blinov, quien fue elegido comisario de los bolcheviques a asegurar el comando de Chapaev, donde lo conoció y se hizo íntimo amigo suyo.  Y por supuesto, el otro gran protagonista principal es Chapaev, quien está interpretado en el filme por Boris Babochkin. La película nos cuenta parte de las historias que el escritor contempló de primera mano cuando estuvo con Chapaev, haciendo en realidad una síntesis de todo lo acontecido, incluyendo el final del soldado.

images (1)

Así pues, la película se arranca con la llegada de este comisario y el desarrollo del filme irá por los caminos tradicionales y esperados. Es interesante señalar la pareja que hacen los dos protagonistas, que tan bien se equilibra por sus caracteres tan aparentemente opuestos. Además, gran éxito del filme se debió a la construcción del personaje de Chapaev, que conectó profundamente con el público soviético del momento. Y es que Chapaev  no es un miembro clásico, prototípicamente político del Politburó, más bien al contrario, Chapaev es un héroe, políticamente inteligente (al menos en el filme), cierto, pero conecta con el público porque a diferencia de los gobernantes de la URSS (la mayoría de los cuales tenía una formación intelectual considerable) Chapaev es igual de humilde que el público. De hecho, hay un momento que el filme demuestra con gran inteligencia todo lo comentado, y me refiero precisamente a cuando las masas interrogan a Chapaev sobre su orientación política (¿Tú eres comunista o bolchevique? Le pregunta uno de los campesinos). Este no sabe como contestar, y evidencia que no es en definitiva un hombre instruido en el campo teórico, sino que se deja llevar (al igual que piensan los directores y el propio gobierno de la Urss) por los conceptos universales de justicia y moral.

Por cierto, hay una secuencia realmente deliciosa, que vista con retrospectiva resulta realmente fascinante. La cámara nos presenta a uno de los generales del ejército blanco deleitándose mientras toca apasionadamente una pieza de música clásica en el piano. ¿Cuántas veces no hemos visto una escena parecida en películas actuales, con villanos que mientras ejecutan a inocentes se dedican a sus pasarratos u otra actividades? El filme define a la perfección la arrogancia, pero también la inteligencia de los aristócratas, del general Kolchak y sus más fieles seguidores, como si de un villano de serial se tratara (interesante recodar en este sentido, que el filme es realmente histórico, o por lo menos basado en un hecho histórico).

La puesta en escena del filme es interesante, pero le sucede como a muchos filme soviéticos, que durante el período sonoro perdieron muchísima movilidad, y que en comparación con el dinamismo de los grandes filmes mudos, quedan empequeñecidos. Aún así se pueden destacar diversas escenas, especialmente las que tienen lugar en el campo de batalla, con el espectacular desplegamiento de los ejércitos.

 

[1] PINEL, Vincent, Los Géneros cinematográficos, Ed. Ma non Troppo, Barcelona 2009, p. 262

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s