El Cadáver de Anna Fritz (2015)

descarga

El Cadáver de Anna Fritz (El Cadáver de Anna Fritz, 2015) se trata de la opera prima de Hèctor Hernández Vivas, una película que por otra parte ha causado cierto revuelo  y expectación en el festival de Sitges especialmente por su atrevida premisa. La película cuenta con pocos medios, como puede comprobarse viéndola, pero consigue desarrollar sus objetivos, pues al igual que otras películas de Serie B con sólo unos pocos intérpretes (protagonistas apenas hay cuatro) y un escenario prácticamente único donde transcurre toda la acción (básicamente, la morgue del hospital), el filme crea una singular atmósfera. Desgraciadamente, la película también paga la novatada.

Lo cierto es que una película de este calibre habría sido impensable hace medio siglo. Y es que El Cadáver de Anna Fritz cumple la máxima del terror contemporáneo, que se dedica progresivamente a ir atravesando las líneas teóricamente en rojo e infranqueables. La Necrofilia y las más ocultas perversiones se dan cita en la película, aunque el filme tratará de no mostrar casquería, sino más bien ser agresivo en el tema moral. Voluntariamente la película se convierte en lo más desagradable, y ciertamente no es una película para estómagos sensibles, como digo, no por la violencia implícita, sino por la escabrosidad y aparente impudicia con la que la película se asoma en algunos temas, especialmente al principio de la película, precisamente cuando intuimos lo que pueden hacer los personajes con el cadáver de la chica, pero somos incapaces de creérnoslo, porque los vemos demasiado inocentes (o quizá porque somos nosotros los inocentes, puesto que lo que muestra el filme ha sucedido en la vida real, tal y como han mostrado alguna vez los periódicos) .

La película arranca con la llegada a la morgue del hospital del cadáver de Anna Fritz, una actriz inventada que según la película es una bella estrella de cine. En dicho hospital trabaja Pau, interpretado por Albert Carbó, quien se encarga de recibir los cadáveres que van llegando. El joven no tiene escrúpulos en hacerle la foto a la muerta y enviársela por teléfono a sus amigos. Detalle que aparentemente parece intranscendente, pero que es un buen apunte, puesto que define en parte la parte negativa de las redes sociales y su proceso de deshumanización. Un detalle que también define el tono malvado al que apuesta el filme ya desde un buen comienzo. Prestos acuden a la morgue los compañeros de Pau, interpretados respectivamente por Cristian Valencia (que interpreta el papel de lo que podríamos llamar el alfa del grupo) y Bernat Saumell (más dócil y seguramente el único protagonista del filme con algo de moral). Al personaje que interpreta Cristian Valencia pronto se le ocurrirá alguna que otra idea…

Es verdad que algunos han visto en la película una extensión sociológica de lo que nos encontramos en la sociedad. Podríamos realizar una comparación de la sociedad que exhibe el filme con la de la realidad, pero es evidente que el cineasta exagera notablemente los hechos para adecuar el guión a sus objetivos. Vamos, que la combinación de amigos necrofílicos y drogadictos es teóricamente plausible, pero estadísticamente es difícil de creer, por no decir imposible, todo lo que sucede en la película. Ya de las piruetas que necesita el guión para poder continuar mejor no hablamos. De tal manera que el filme es hasta cierto punto creíble, sobre todo al principio, pero acaba degenerando.

maxresdefault

El problema, que embarra cualquier posibilidad que tuviera el filme hacía el mitad del metraje, se lo debemos a una resolución que pone a relucir la inexperiencia del director. A partir de la mitad de la película, el filme no sabe exactamente por donde tirar y como atar todos los cabos que ha ido dejando suelto, llegando a un final bochornoso que además adolece de los peores vicios de los filmes de terror contemporáneos, que falsamente pretenden dar la vuelta a la tortilla a lo establecido y tratando además de causar una sensación final impactante en el espectador. Pero tal y como es llevado por el director En el Cadáver de Anna Fritz, la solución no es impactante, sino vergonzosa y forzada. El cambio de rol que pretende de repente provocar la película sólo resultaría creíble hasta cierto punto, no hasta el extremo al que llega el filme. Por no hablar, que para llegar hasta el final la película da mil y una vueltas y eso que se trata de una película bastante corta, de apenas un poco más de una hora de duración.

En definitiva, la película es recomendable para todo amante del horror, pero resulta frustrante que el film acabe desperdiciando un material tan interesante. En todo caso, habrá que seguir la carrera del cineasta, Hèctor Hernández Vivas, quien además también  escribe a pachas el guión de la película con Isaac P. Creus.

Como hecho ¿Curioso? La película ha tenido un éxito más que considerable en Filipinas[1], donde etr 5 y 7 millones de espectadores han visto el filme. Como apunta el artículo enlazado, puede que no sea casualidad, puesto que una de las palabras más buscadas en el servidor Google de Filipinas es precisamente la palabra Necrofilia. Una anécdota que resume bastante bien el halo perturbador que rodea la película.

[1] http://www.eldiario.es/cultura/cine/pelicula-espanola-necrofilia-triunfa-Filipinas_0_484702195.html

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s