The Burrowers (2008)

220px-Burrowersposter08.jpg

 

The Burrowers (The Burrowers, 2008) se trata de una película que al igual que la reciente Bone Tomahawk (Bone Tomahawk, 2015) mezcla diversos géneros, más en concreto el Western y el terror (una combinación que parece estar de moda). Ambos filmes son producciones de serie B (bien es cierto que Bone Tomahawk contaba con Kurt Russell como vieja gloria en el reparto) Sin embargo, la película que dirige  J.T.Petty no está a la altura de la anteriormente citada.

La película, como decíamos, se ambienta en plena época del salvaje oeste, cuando los conflictos entre los colonos estadounidenses y los indios estaban en su máximo apogeo. En uno de esos escarceos, parece que los indios asesinan y raptan a una familia, con lo que se organiza una expedición variopinta de estadounidenses para el rescate. Pero y a pesar de que se podría encasillar a la película como una road movie, en realidad esta expedición no es más que un pretexto para introducir los numerosos clichés del género, como la expedición, que en realidad es pura carnaza para los monstruos (literalmente) del filme, la sensación de acorralamiento y de ir siendo devorados uno a uno, así como la camaradería típica que surge en relaciones de extrema tensión, y que tantas veces hemos visto en el cine. Pues a poco a poco, los personajes protagonistas se irán dando cuenta de que hay algo más peligroso que los indios en aquellas llanuras.

Hemos mencionado antes Bone Tomahawk, pero también podemos citar otra cinta como Tremors (Temblores, 1990), otra película de terror y con presupuesto también menor, pero esta vez sí, la influencia es notable. Y es que en realidad, la película de T.J Petty sigue muy de cerca el esquema de la película dirigida por Ron Underwood: En ambos filmes los enemigos son no ya sólo físicamente parecidos, sino que utilizan unas mismas tácticas de ataque que aparecen reflejadas en los filmes. Los enemigos de ambas películas recorren el subsuelo de una manera muy similar, incluso comparten algún plano subjetivo que nos pone en la misma visión del monstruo mientras hace de las suyas. Es obvio que tampoco Temblores inventó absolutamente todo  lo que aparece en la película (y de hecho no deja de ser una película menor, sólo destacable por ser un pasarratos disfrutable) pero las consonancias son destacables. Solo que el tono de ambos filmes es completamente diferente. Mientras en Temblores el tono cómico y de parodia está totalmente presente, en The Burrowers (a pesar de que existen ciertos momentos cómicos u otros donde podemos decir que el discurso es más distendido) nos encontramos con un filme que se toma en serio a sí mismo, tratando de dar alguna explicación pseudo mitológica (como tratando de meter una rivalidad antológica entre el estadounidense del salvaje oeste y el monstruo) que no sienta demasiado bien, porque tampoco es una película con un poso demasiado profundo detrás.

La película, pues, es en realidad es bastante simple y a pesar de que el filme pretende darle cierta pretenciosidad, nos encontramos ante una película más del género, sin demasiados sobre saltos. Todo se puede antever viendo los primeros compases y aunque la película es capaz de crear alguna secuencia de tensión (como la lucha final entre el hombre y la bestia, al más puro estilo Predator) como obra, en líneas generales no acaba de convencer.

descarga (1)

Seguramente lo mejor de la película lo encontramos en el personaje que no deja de ser una alusión al mítico George Amstrong Custer (incluso va vestido en el filme de manera muy parecida). No sólo porque aporta un toque de comicidad considerable (aunque con un humor negro y muy cínico) sino porque incluye (aunque sea en parte) un debate ideológico interesante. Y es que sistemáticamente hemos visto como en el género Western siempre se ha mirado al indígena norteamericano como un ser inferior, un ser que sólo cumple su propósito en la película cuando es exterminado por el occidental, gracias en gran medida a su tecnología superior. El argumento de la película cambia un poco esta tendencia, mostrándonos a una copia de Custer absolutamente ida y cruel, lo que contrasta con películas como They died with their boots on (Murieron con las botas puestas, 1942), filme que repetía la historiografía tradicional en la que Custer era mostrado como un héroe. Aún así, los indios también serán carne de cañón en alguna escena, de eso parece que no nos libraremos jamás.

Los efectos especiales cumplen aunque precisamente el filme flojea más en los momentos en los que abusa del digital. A pesar de que las maquetas del monstruo no son en absoluto perfectas (parecen sacado de los años ochenta) funcionan mejor que los efectos digitales. En cuanto a la ambientación cumple y consigue dar la impresión de que está ambientada en el salvaje oeste.

 

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s