Rommel llama al Cairo (1959)

Rommel_ruft_Kairo-187285807-large.jpg

 

Rommel ruft Kairo (Rommel llama al Cairo, 1959) se trata de una producción de la Alemania occidental, que se ambienta durante la segunda guerra mundial. Dirigida por Wolfgang Schleif, lo cierto es que la película es un pasarratos de serie B que tiene un poco de expiación del papel alemán durante dicha guerra.

Como indica el nombre del filme, la película se ambienta en la segunda guerra mundial, durante las campañas del general Erwin Rommel que mantuvo con los británicos en el desierto de Libia y Egipto. Es curioso porque a pesar del título, la figura de Rommel (interpretada por Paul Klinger) aparece sólo en momentos muy concretos, haciendo cuentas de cómo van los planes principales (se puede decir que el nombre de Rommel en el título sólo es un gancho comercial). Lo cierto es que la historia se centra en un comando que pretende instalarse en el Cairo para provocar una revuelta árabe contra el dominio británico. Más o menos la historia está inspirada en hechos reales (véase Operación Cóndor), aunque la película se toma numerosas licencias históricas.

Podemos dividir además la película en dos partes bastante diferenciadas. La primera de ellas se puede clasificar perfectamente dentro del género de aventuras. Rommel y su mando ordenan un grupo de soldados que acompañe a los espías hasta el Cairo, y para ello toman una ruta que pasa extensamente por el desierto. Esta pequeña historia, que en realidad no tiene nada que ver con la trama de espionaje, nos muestra las inclemencias de la travesía. Como decimos, es más bien un aperitivo, que tiene también algún momento demasiado estridente, como es la utilización de la música: pues hay un momento en concreto en que el plan parece haberse ido al garete, y en ese momento la película incluye una versión de Jazz que desentona completamente con la acción. Aunque también hay que decir que en cierto sentido la aventura por el desierto consigue romper con la monotonía de la segunda parte, y además contiene alguna secuencia estéticamente interesante, como la de las grutas.

En la segunda parte ya sí que nos encontramos con una película de espionajes, pues una vez llegan al Cairo, nuestros protagonistas tratan de inspeccionar los planes de defensa británicos, con romance amoroso de por medio (no podía faltar). La película cumple, pero no destaca en ninguno de sus aspectos, y se convierte en una obra totalmente plana. Podríamos decir que la película sigue los esquemas típico del género (al romance típico también podríamos añadir alguna secuencia como la búsqueda de los contactos rebeldes por parte de los espías y el contraespionaje de los británicos). El tedio es palpable y la trama se embrolla en varios momentos, y sólo algunos momentos puntuales destacan, como la fotografía de los mapas, o la secuencia donde finalmente uno de los dos espías es capturado.

En realidad, Rommel llama al Cairo es una película que trata de limpiar un poco la historia alemana durante la dominación nazi. De hecho, podríamos decir más o menos que sigue la estela de Canaris (Almirante Canaris, 1954) película que se centraba en la figura de este político de nombre homónimo, y que se trataba de un nazi, sí, pero que se oponía al régimen del führer (a pesar de que la película no cuenta como apoyó y apoyaba al régimen franquista, pues además tuvo un papel importante durante la guerra civil española). En realidad dicha película, servía como limpieza de culpas y lo mismo podemos aplicar a la película que dirige Wolfgang Schleif, que se centra en la figura de Rommel. No es casual, pues el “Zorro del desierto” era seguramente la figura militar más respetada por los aliados (sólo hay que ver la propaganda que se construyó en torno a dicho general durante su campaña en Egipto). Precisamente en la película Rommel aparece retratado como un caballero, que no menciona al führer o preceptos nacionalsocialistas en ningún momento de la obra.

rommel-ruft-kairo-9-rcm0x1920u.jpg

Que es una película de serie B se nota bastante en los temas de producción. El más claro ejemplo lo encontramos con la comitiva que acompaña a los espías por el desierto, apenas un par de coches travesando el desierto y eso es lo máximo que nos encontraremos en el filme. La recreación del Egipto de la época es igualmente triste y apenas podemos destacar alguna secuencia que tiene un tono de postal, con alguna imagen interesante con las pirámides de fondo.

En definitiva nos encontramos con una película que combina varios géneros y que resulta interesante por el contexto histórico en que se realizó, una Alemania en reconstrucción (aliada con los países capitalistas; de hecho, en el filme los ingleses y británicos se comportan como unos caballeros entre ellos), más que por la propia calidad cinematográfica.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s