Berberian Sound Studio (2012)

descarga (4)

Berberian sound studio (Berberian sound studio, 2012) se trata de una película de terror que homenajea, aunque muy a su manera, al subgénero nacido en Italia, el Giallo, con una película ciertamente curiosa. La película está dirigida por Peter Strickland y recibió numerosos premios y nominaciones en diversos festivales como Sitges o los British Independent Awards (en este último el filme consiguió el premio al mejor director y al mejor actor, Toby Jones).

Cuando uno lee el argumento del filme se da cuenta rápidamente del homenaje al cine que demuestra la obra (primero al cine en general y después al giallo en particular). Toby Jones (quien realiza una buena interpretación, quizá porque el guión pide un personaje que se ajusta muy bien a sus capacidades) es un técnico de sonido, especializado en cine, que recibe una oferta para trabajar en una película aparentemente de autor en Italia. Sin embargo, pronto se da cuenta de que se ha metido en una película de terror, y además parece que no quieren pagar a nuestro técnico, que sin embargo, acepta sumiso trabajar en la película.

Berberian Sound Studio es una película extraña, imposible de describir con palabras. Es cierto que el argumento es un homenaje al Giallo, pero el desarrollo de la película y sobre todo la técnica cinematográfica no recuerdan demasiado al género, a excepción de algún momento que evoca el cine de Dario Argento. Lo cierto es que la película de Strickland tiene más puntos en común con una obra de autor que pretende deconstruir y homenajear a partes iguales.

También se ha especulado bastante con el significado de la película. Como decíamos el argumento no es convencional y la película plantea numerosos interrogantes. Quizá incluso se pueda decir que va demasiado lejos en su estilo y el final es demasiado precipitado y pretencioso. Pero aún así puede observarse como la película plantea una clara evolución de nuestro personaje, que poco a poco va cambiando su personalidad. Al principio de la película, el personaje que interpreta Toby Jones es un técnico con una personalidad volátil e incapaz de enfrentarse a sus problemas. De hecho la película juega un poco con los estereotipos étnicos y culturales. Los personajes italianos son mucho más compulsivos, mientras que nuestro personaje, de origen británico, se encierra en sí mismo y es incapaz de comunicarse positivamente. El filme emplea numerosos ejemplos para consolidar este discurso: El billete de avión, que a pesar de que debe ser reembolsado, nuestro personaje no es capaz de que le devuelvan el importe (y lo marean de allí para allá con una burocracia muy típica del sur de Europa), el estilo de dirigirse personalmente a nuestro protagonista, que se siente continuamente intimidado, las múltiples fiestas en las que él no participa e incluso la dependencia emocional que tiene con su madre, a la que le escribe varias cartas…Pero a medida que avance el filme, nuestro personaje se irá latinizando. Y lo que es más importante, además también irá recogiendo esa maldad que es la misma que se encuentra en la película que están montando. Cuando comienza a rodar la película, él  ni siquiera sabe que se trata de una película de terror, y se queda horrorizado (valga la redundancia) cuando se da cuenta del material que tiene entre manos. La secuencia que ejemplifica todo esto es la de los efectos especiales con las sandías. Pero a poco el personaje se irá endureciendo, y llegará hasta el punto de convertirse en un ser sin escrúpulos, como su jefe, y haciendo todo lo posible por conseguir sus objetivos. Lo cierto es que media película es Toby Jones, que realiza una gran interpretación y consigue mostrar con acierto los dos perfiles distintos de su personaje. En definitiva, el argumento de la película mezcla correctamente dos historias (la del protagonista y la de la propia película, relacionada con la brujería y por lo que se puede intuir con varios discursos relacionados con el machismo de la época que se relacionarán con el propio presente) que llegan finalmente a confluir en el final de la película en una historia única.

berberian_sound_studio2_nosologeeks

Y también habíamos citado a Argento, y a pesar de que la trama parece no tener demasiada relación, estéticamente si nos encontramos con algunos puntos en común. Por ejemplo, a Strickland le gusta jugar con imágenes poderosas, incluso diríamos que estridentes (Aunque nadie puede ganar a Argento en estridencia, y para ello sólo debemos recordar Suspiria) como aquella del cartel de Silenzio que se repite continuamente, o la de los objetos, normalmente alimentos, que son utilizados para realizar sonidos. La paleta de colores es utilizada de manera inteligente para, igual que Argento (aún que a una escala diferente) mostrar una discordancia terrorífica cuando le conviene al cineasta.

Por cierto, inteligentemente el filme no nos muestra ni un fotograma de la película que están montando, sino que únicamente el filme se sirve de los sonidos para crear una atmósfera terrorífica. Y lo cierto es que el filme lo consigue bastante bien, pues numerosas secuencias consiguen sugestionar al espectador, especialmente cuando deben de producir algunos de los efectos de sonido.

 

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s