Entre Copas (2004)

descarga (5)

 

Sideways (Entre Copas, 2004) se trata de la película que lanzó definitivamente a la fama al cineasta Alexander Payne, quien ya había presentado sus credenciales con una película de tono parecido, About Schmidt (A propósito de Schmidht, 2004; donde también se reflexionaba sobre el paso del tiempo con un personaje con aura de fracasado, sólo que con una edad generacional más de la que aquí nos atañe). Entre Copas consiguió numerosas nominaciones y premios, entre los que podemos destacar el Oscar que obtuvo por mejor guión adaptado o el globo de oro a mejor película. En su tiempo, el filme que no era considerado como una gran super producción (los actores son solventes, pero no tienen el nombre de grandes estrellas de Hollywood, con lo que podríamos denominar en un principio al filme con la etiqueta de Indie, aunque en realidad es una mezcla inteligente de ambos tipos) consiguió levantar bastante revuelo. A diferencia de A propósito de Schmidt, donde Payne escribía él mismo el guión, Entre Copas está basada en la novela de Rex Pickett.

El concepto es aparentemente sencillo (Low concept) y no hay nada demasiado complejo, demasiado ficcional, en el filme. Eso sí, desde luego Entre Copas no es una película al uso. De hecho puede dejar descolocado a más de uno, que espere una película ágil o lo que entra dentro de lo conocido como “entretenida”. Más bien la película opta por un tono realista, que haciendo un símil con el propio argumento de la película, es como un vino que se toma su propio tiempo de maduración, para ofrecer la mejor selección posible.

El argumento es el siguiente: Paul Giamatti interpreta a un hombre divorciado, escritor fracasado, quién tiene a un amigo, interpretado por Thomas Haden Church, actor de segunda fila, que se va a casar en breves. Como despedida, los dos deciden realizar un viaje, que si bien en principio debería ser tranquilo, dedicándose sólo a beber vino de bodega en bodega y jugar al golf acabará convirtiéndose en algo bastante movido.

descarga (6)

La película sabe adaptarse a diferentes tonos, tal y como la vida misma. Del drama a la comedia, indistintamente (llegando a culminar con éxitos en las dos facetas). La película se sirve del género del road movie para ofrecer, como es habitual, un viaje transformador, que cambia la vida de los dos personajes, pero también como una pequeña odisea contemporánea. Decía antes que el filme no emplea la ficción y lo cierto es que la obra se apega tremendamente a la realidad, o mejor dicho, todo lo que disecciona el filme tiene un paralelo en la vida cotidiana del espectador.

Parece que la película, o quizá la novela en que está basada, se adentra en una etapa que podríamos denominar como de encrucijada vital. Nuestros protagonistas, que están dejando ya atrás su última juventud, se enfrentan a retos decisivos, que son los que marcarán el resto de sus vidas. Por una parte tenemos a nuestro protagonista, que se encuentra asfixiado en un mundo contemporáneo del que no comprende (de ahí sus rencillas con la actitud de su amigo, incluso intuimos algo de envidia, pues a él no le salen bien sus envites amorosos) y con el fantasma de la novela rondando constantemente…Claramente nuestro personaje se enfrenta contra la última oportunidad (según él) de pasar a la historia de la literatura, de ser algo más que un simple ser más en la tierra (véase la secuencia en la que termina hablando sobre el suicidio). Por otra parte tenemos al personaje que interpreta Thomas Haden Church quien tiene un dilema en el ámbito moral, pues se casa la semana que viene y no tiene demasiado claro su futuro (por no hablar de que tiene una moral mucho más laxa que su amigo). Además podemos incluir también a personajes secundarios, como las dos mujeres que en el fondo tienen bastante en común, pues ambas han superado una ruptura y no saben cómo enderezar sus vidas. Además, esta encrucijada tiene consecuencias también en el receptor, que comprenderá mucho mejor la película si ha pasado o lo está haciendo por unas circunstancias similares a las que cuenta el filme. Porque en definitiva, la película aborda la crisis de los cuarenta con todos los arquetipos dentro (pero no como meros clichés, sino bien desarrollados, incluso los personajes secundarios).

En los aspectos técnicos Payne y su equipo cumplen con solidez, siendo totalmente lógico con el tono de la película, y casi nunca siendo más estridente que el filme en su papel de director. Eso no quiere decir que el cineasta no sepa cuidar sus escenas, sino que podríamos decir que a pesar de la bella construcción de varias escenas, la cámara pasa siempre inadvertida. Pongamos por ejemplo el inteligente montaje que existe cuando el personaje que interpreta Giamatti le cuenta a su ligue lo que han venido a hacer en realidad. O las escenas finales en las que se desenvuelve la trama.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Entre Copas (2004)

  1. Una de mis comedias preferidas de la pasada década. Estupenda crónica. Un saludo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s