The Shallows (Infierno Azul, 2016)

014966.jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx.jpg

The Shallows (Infierno Azul, 2016) es una de aquellas películas que ha conseguido montar el suficiente revuelo como para que se pueda hablar sin tapujos de la resurrección de un subgénero (el cine de Tiburones, que nació con la mítica película de Spielberg, Jaws). Lo cierto es que a rebufo de la película de Jaume Collet Serra han surgido otras como In The Deep (In The Deep, 2016). Paradójicamente, la película con más valor cinematográfico se trata de la que dirige Johannes Roberts, y no la de Collet-Serra, que se convierte en una película monótona y sin demasiada creatividad. También es verdad que Jaume Collet -Serra ha conseguido labrarse una reputación más que respetable en Hollywood, pero veremos si el cineasta es simplemente un artesano del género o es capaz de darle una vuelta de tuerca más a su filmografía.

Como decía, la sombra de Jaws (Tiburón, 1975) es alargada. Básicamente la película combina el homenaje al filme de Spielberg con algunas formas más contemporáneas del terror, y por supuesto, con el subgénero survival como plataforma principal. Sin embargo el resultado es inconexo e inverosímil. Y eso que la película tiene un diseño de producción más que interesante y cuenta con los suficientes recursos económicos detrás. El argumento es simple y no tarda demasiado en ir al grano (de hecho, hay un esbozo mínimo del perfil dramático de la protagonista), algo que siempre se agradece. Nuestra protagonista, interpretada por Blake Lively, se trata de una joven muchacha que decide hacer turismo deportivo (surf) en México. Curiosamente, los primeros minutos del filme tienen bastante similitud con los de In the Deep, donde se produce un diálogo en castellano e inglés entre los protagonistas y la gente nativa que les acompaña. Pero estos guiños de Collet- Serra nuestro propio lenguaje pronto acaban, porque rápidamente nuestra protagonista, al llegar a una playa paradisíaca (alejada de la mano de Dios) se acaba encontrando con un peligroso escualo que le hará lo imposible. A partir de entonces, las palabras prácticamente desaparecen de la película, y nos encontramos con una película survival en todo su esplendor . Nuestra protagonista, aislada en una pequeña roca tratará de escabullirse de un tiburón (que parece que tiene una inteligencia sobrehumana) y todo lo que puede salir mal, acabará saliendo mal.Sin explicaciones, sin profundidad, Infierno Azul va siempre con una marcha de más, quizá demasiado acelerada en algunos tramos, y demasiado pausada en otros (las imágenes de nuestra protagonista en la roca acaban siendo demasiado repetitivas y rompen con la posible tensión).

El problema principal es que el guión del filme no ofrece absolutamente nada nuevo. En cambio, si seguimos con las comparaciones, vemos que In the Deep se trata de una película mucho más novedosa, tanto por ofrecer un punto de vista realmente interesante (y poco explorado, como es la claustrofobia en las profundidades del océano) como porque funciona más que correctamente a lo largo de todo su metraje (incluyendo una pirueta de guión final bastante arriesgada). En Infierno Azul, por el contrario, todo resulta ya visto. El director intenta introducir algún recurso propio de nuestra época con tal de agilizar el relato, como podría ser el caso de las sobreimpresiones que se introducen (desde conversaciones de Skype hasta cronómetros) o también algún momento de Found Footage (uno de los secundarios tiene una cámara con la que graba sus peripecias surfistas y que el director empleará en algunos momentos, secundarios que por cierto sólo sirven como mala carnaza). Sin embargo, uno realmente piensa si son necesarios y aportan algo realmente al filme, más allá de ser adscribirse a la contemporaneidad.

Por otra parte, una de las peores características del filme las vemos en el relleno cinematográfico que resulta bastante acusado en la película. Por una parte, hemos de tragarnos las innombrables postales que nos entrega el metraje de los paradisíacos paisajes en los que se rueda el filme. Y no son pocos, sino que parecen repetirse indefinidamente en el filme. Pero además, parece que los productores pretendieron sacar tajada de la contratación de Blake Lively, mostrándonos planos sugerentes de la actriz, en muchos de los casos prácticamente innecesarios.

En definitiva, Infierno Azul es una película vacía, a la que la producción engulle totalmente. En comparación, otras películas con un presupuesto menor consiguen ser más atrevidas, la obra de Jaume Collet- Serra decepciona. Todo lo que había mostrado el cineasta con anterioridad parece desfallecer en esta ocasión,

This entry was posted in Análisis Fílmico, Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s