The good Neighbor (2016)

descarga (2).jpg

The Good Neighbor (The Good Neighbor, 2016) se trata de una película que merece ser analizada, porque a pesar de que leyendo la sinopsis del filme podríamos pensar que nos encontramos ante una película más de terror dirigida para adolescentes, en realidad tenemos delante a una pequeña joya que con el paso del tiempo será reivindicada como película de culto. ¿Por qué? Porque  el filme que dirige Kasra Farahani tiene numerosas lecturas, y se trata de un filme que utiliza la plataforma del terror para hablarnos sobre temáticas complejas, y que además están bastante relacionadas con el mundo contemporáneo y sus problemas más acuciantes. La película no está del todo rodada mediante el recurso del found footage, sino que recurre a diversos formatos (por ejemplo, las escenas del juzgado están rodadas de distinta manera a las del metraje normal).

Dos jóvenes deciden emprender un extraño (e ilegal) experimento. Uno de ellos procede de una rica familia y pone el dinero necesario para comprar un sistema de cámaras y equipos. El experimento consiste en analizar la conducta de una persona delante de diversas intervenciones físicas (hechas por los aparatos electrónicos). La analogía con el cine de terror es más que evidente. Nosotros somos testigos de una intra película del género, que en realidad es un montaje (puertas que se abren, aparatos de música que se encienden solas…).  Presenciamos las reacciones que tendría una persona normal ante fenómenos paranormales, aunque sabemos que en realidad es todo una farsa (y aún así la película consigue momentos de tensión). Hay un doble juego bastante interesante de comprobar.

Pero la película también reflexiona sobre la falta de valores y la influencia de las comunicaciones y la sobre información en las jóvenes generaciones. Nuestros dos protagonistas se creen prácticamente Dioses, y a lo largo del filme veremos cómo no se detienen en ningún momento. Y sin embargo, sus fundamentos para actuar como actúan se basan únicamente en prejuicios. Por otra parte, la película se centra especialmente en uno de estos jóvenes, que tiene como una intención oculta dentro del experimento. No es casual que el medio youtube y los youtubers aparezcan mencionados, y sólo tenemos que mirar la última secuencia de la película, que resulta más que esclarecedora, para darnos cuenta de la conclusión a la que llega el filme. El mal no reside en donde acostumbramos a creer.

images.jpg

El punto más flaco del filme ha sido el coqueteo que realiza la película con las trampas. Se ha tachado a la obra como una película que no tiene reparos en emplear numerosas maniobras donde todo está permitido para conseguir los objetivos. Sin embargo, eso sería bastante injusto, porque The Good neighbor deja varias pistas a lo largo del filme, con lo que el giro final no se sucede de la noche a la mañana, sino que se va labrando a lo largo de todo el metraje, y que de hecho coincide con las propias dudas que vamos teniendo. Para ello es necesario destripar el argumento: La película nos presenta a un personaje atormentado que vive con el rencor de la muerte de su mujer. Se afirma que simplemente el personaje está loco y actúa como un psicópata, y sin embargo, la actitud del personaje queda matizada en numerosos momentos. Por ejemplo, cuando el protagonista se lía a hachazos con la puerta, no lo hace por un acceso de ira, sino que como se nos presenta al momento seguido en un flashback, la puerta estaba ya estropeada cuando vivía con su mujer (que intenta cerrarla y le comenta a su marido que no funciona). O la música, que se repite continuamente y que evoca al personaje a su amada y a una noche en concreto. Es decir, nada es dejado al azar. Quizá la única pega es que el desenlace explica demasiadas cosas que seguramente habrían quedado mejor antes de la resolución final.

Nada es casual en el filme. No es casual que ya desde un primer momento tengamos ciertas reservas con los personajes protagonistas. El guión nos presenta a los dos jóvenes como unos adolescente antipáticos, que ya desde la primera secuencia juegan a ser Dios. Incluso el filme remarca a uno de ellos, que sólo busca la diversión a toda costa. Así pues, el guión ya nos está avisando desde un primer momento, que no es oro todo lo que reluce, ni mucho menos.

James Caan realiza una interpretación realmente increíble, que es capaz de captar los diversos matices que exige el guión de él (los dos personajes que habitan en esa casa). De los dos jóvenes actores podemos decir prácticamente lo mismo.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine, Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s