La Puerta (1987)

Resultado de imagen de la puerta 1987

 

El cineasta Tibor Takács es conocido por dos cosas. La primera por tener ese nombre tan molón y la segunda por tener una de las carreras más desastrosas (pero contradictoriamente, más alargadas) dentro del género de terror de serie B. Su opera prima es a la vez una de sus películas más conocidas, The Gate (La puerta, 1987), pero no resulta ni siquiera salvable. La película es significativa de la absurda nostalgia que trata de rescatar cualquier producto de la década de los ochenta, obviando que se producían obras de tal catadura. Curiosamente la película, que contaba con un presupuesto limitado de dos millones y medio de dólares (lo que sería una película de Serie B con todas las letras) pero recaudó la cifra de trece millones, un más que considerable éxito, que como no, permitió una secuela.

¿De qué va La Puerta? Resulta difícil realizar una sinopsis concisa. Resumiendo podríamos decir que Stephen Dorff interpreta a un niño que viven con sus padres en la típica casa americana que tantas veces hemos visto. También está su hermana, interpretada por Christa Denton. Realmente, el único actor salvable es Louis Tripp (quien desafortunadamente no tendría una carrera en el cine, solamente aparecería en la segunda parte de The Gate, no así con Dorff que si continuaría) que tiene un papel principal, puesto que es el mejor amigo del personaje de Dorff y es parte del trío principal. Un día descubren un agujero en el jardín de casa, y no sé sabe muy bien porque acabaran descubriendo que es una puerta para llegar hacia el mismísimo infierno. Ahora bien, no os exaltéis leyendo la sinopsis porque el presupuesto de la película era limitado y del infierno no se ve nada. En realidad, el personaje de Tripp cae a través de este y lo único que se ve es una cueva corriente y moliente.

La película tiene todos los tics más lamentables del cine de los años ochenta del género. Los sucesos del filme se concatenan sin sentido alguno y parece que el único gancho del filme es mostrar los “demonios” y demás efectos especiales, que salen del agujero (y que no tienen nadas destacable). Un hecho que demuestra que los guionistas ni siquiera se pararon un segundo a revisar lo que habían escrito lo encontramos en la mítica secuencia del perro. Y es que tras un extraño sueño, rodado a la manera típica de la peor serie B (con una aparición con una luz blanca excesiva para subrayarnos de mala manera que estamos ante un espíritu, acompañado de una música random con coros espirituales) ocurre una desgracia y Agnus, el perro que tienen los dos hermanos, muere. Uno puede entender que la película está rodada en los años ochenta y la ultrasensibilización hacia los animales tal y como está implantada hoy en día aún no había hecho su aparición….Pero es que tan solo una secuencia después de que muera el pobre animal, los dos hermanos, a la mañana siguiente, comentan el hecho de una manera totalmente relajada. Y las amigas de la hermana, preguntan sobre el hecho como si fuera la cosa más normal del mundo. El espectador se queda con una cara de gilipollas impresionante. Pero lo peor es que este recurso de la indiferencia aparece también, cuando el chaval levita misteriosamente en un extraño ritual. ¿La respuesta? Es la imaginación. Claro.

El guión resuelve los problemas planteados de la siguiente manera. ¿Tenemos un agujero maldito en casa? ¿Cómo comprobarlo? Ah claro, es que mi padre compró un disco de Europa donde casualmente se habla sobre agujeros. La construcción de personajes es patética, especialmente en los secundarios. Se producen escenas de vergüenza ajena. Todo en la película resulta un desastre, desde el guión, las interpretaciones, los efectos especiales….

Por lo general, se trata de una película que sintetiza todos los problemas de los años ochenta. No tiene ningún aspecto interesante, y ni siquiera para los nostálgicos de esta década resulta recomendable.

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s