Deadly Still (Foto na pamyat, 2017)

Deadly_Still-980397495-mmed.jpg

El cine ruso de terror es como Teruel, no existe. O sí existe, pero lo que actualmente se produce es tan insustancial que es complejo incluso hablar de ello. Es el caso de фото на память (Deadly still, 2017) una película tan corta (apenas hora y poco) como absurda.

Algunos críticos han divido el género de terror ruso en tres etapas. Esta película pertenece al tercer período, que se iniciaría sobre el 2006 y que tiene aún su moribunda existencia. Asentado ya el capitalismo en Rusia (aunque con muchas contradicciones) este último período de terror se caracteriza por ser un frío y barato reflejo de los modelos del cine de terror norteamericanos, sin incluir ninguna idiosincrasia propia.

En Deadly Still nos encontramos con una copia barata del conocido popularmente como “Horror teen”. Más en concreto, la película fusila de manera desvergonzada la saga de “Final Destination” (O “Destino final” en español).

El argumento del filme es simplismo. Quizá incluso inexistente. En un prólogo corto y sin sentido se nos presenta en época Soviética una especie de espectáculo mágico donde el ilusionista presenta una cámara cuyas fotografías predicen el futuro. ¿El problema? Qué si la cámara apunta a un ser humano la foto que se revela muestra como morirá este, y además en muy poco tiempo. Una cámara asesina, como suena. En realidad un burdo pretexto para presentarnos una serie de muertes, que además destacan por su poca originalidad.

trailer79554

Después de este prólogo se nos presenta una serie de personajes jóvenes que no se conocen los unos a los otros y que se dirigen a una casa (la presentación de personajes es ciertamente ridicula). Pero en el lugar tendrán un accidente y buscarán ayuda. Desgraciadamente llegan a una casa donde encuentran la dichosa cámara…

Como decía todo esto no es más que un mero pretexto para que el espectador se recree en las muertes. Al igual que en Destino final. Pero mientras en aquella saga las muertes estaban genialmente bien dirigidas (por lo menos en las dos primeras entregas) aquí no. Aquí todo es impostado y aburrido. No acierta el filme ni siquiera en crear una atmósfera mínimamente interesante.

Quizá sólo tenga un giro final gracioso, pero no lo suficiente para un cine de terror ruso que sigue sin implicarse en los miedos reales de su propia sociedad.

 

 

 

This entry was posted in Cine, cine ruso, Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s