Contact (прикосновение, 1992)

Прикосновение_1992

Contact (прикосновение, 1992) es una película realmente extraña. Única e irrepetible. El terror en Rusia ya había tenido algunos antecedentes, pero que siempre seguían modelos literarios. Sin embargo en esta ocasión nos encontramos con una historia original, y que está ubicada en un momento muy concreto, como son los años noventa rusos, pero que a la vez es atemporal.

El filme recoge perfectamente esa atmósfera depresiva de los años noventa rusos, donde la vida había bajado a unos niveles paupérrimos, después de que la URSS se desintegrara. La vida ya no tenía aparentemente sentido, y ese es precisamente uno de los leimotivs de la pelicula : La vida es una enfermedad, y los muertos están mejor que los vivos. Por eso como decía anteriormente, hay que tener muy en cuenta el momento histórico en que se hace la película. La película está dirigida por Albert S. Mkrtchyan un cineasta de origen armenio que a pesar de que en España es prácticamente desconocida en Rusia tiene buena fama.

La historia nos presenta a un detective de la policía rusa (Aún por aquel entonces conocida como “milicia”, como se puede leer en los coches de policía), que investiga lo que aparenta ser un suicidio y homicidio. Una mujer ha matado a su hija y se ha suicidado. Ya de primeras el argumento es sorprendente y la escena inicial donde se nos presenta este incidente es espeluznante porque ni anteriormente ni después en el cine ruso se lograría ver tales cotas de turbiedad (literalmente se ve el cadáver de la madre y la hija). Sin embargo, esto no parece un suicidio, sino que nuestro investigador se da cuenta de que hay una trama sobrenatural: El padre de la fallecida pertenece a una especie de fantasma que incita a la gente a suicidarse. Este señor no aparecerá más que en un cuadro, pero su presencia como ente maligno es prácticamente palpable en esa atmósfera depresiva que recrea el cineasta.

med_1429485448_image.jpg

Precisamente esta imagen del padre es un recurso espeluznante que la película emplea a la perfección. Con sólo este retrato y los primeros planos que se nos muestra de él podemos llegar a comprender la maldad de este personaje….¿Aunque realmente es malvado? Su objetivo es reunir a su familia en el más allá, porque según el la vida es literalmente una enfermedad que hay que extirpar. El debate que hay detrás de esto se relaciona directamente con la depresión económica rusa del momento. Sólo entiendo esto podemos valorar a Contact como lo que es, una obra de arte enclavada en un tiempo y espacio muy concreto.

A pesar de que la obra es de baja producción, lo cierto es que precisamente lo que a priori podrían parecer fallos se convierten en virtudes, caso de esa fotografía deprimente y feista. Sólo hay un momento donde la producción podría haberse mejorado, con esa aparición fantasmal que está tan mal hecha que te saca totalmente del filme. Pero se puede perdonar.

De hecho el filme tiene sus propios recursos para generar terror, y quizá la escena más destacable de todas es el momento en que nuestro protagonista va al cementerio para hablar con el “ente” del padre. Las respuestas del padre no se dan literalmente, sino que surgen a través de la megafonía que hay en el propio cementerio.

En definitiva Contact es una película única que merece ser rescatada porque es seguramente una de las cotas del terror ruso.

This entry was posted in Cine, cine ruso and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s