Análisis Fílmico: La tierra Tiembla

images (5)

 

Tres años después de la segunda guerra mundial, Luchino Visconti presenta una de las películas neorrealistas más famosas, La tierra tiembla, que además de sentar pilares en el movimiento neorrealista, resulta un mazazo ideológico en todos los aspectos. La película estaba pensada por el director para ser compuesta como un tríptico que funcionaría como un alegato y en el que se mostraría las vicisitudes por las que tiene que pasar el pueblo italiano más pobre, pero desgraciadamente Visconti se quedó sin alas, y sólo rodó el primer episodio, en el que se centra en un pueblo de pescadores de la Sicilia. Es cierto que la película adapta una novela (I Malavoglia de Giovanni Verga) pero a su vez esta obra muestra unas características muy acordes con las del cine de Luchino Visconti.

La película podría entrar perfectamente como ejemplo prototípico de película neorrealista. El director se aleja de la magnitud de los primeros planos de las colosales estrellas que imperaban en las producciones norteamericanas,  para rodar con auténticos pescadores de la región en que se ubica la escena. Porque precisamente se quieren romper todas las fronteras que impiden realizar un retrato real de la sociedad. Así, Visconti cuenta con actores no profesionales para completar el reparto pero además con gente que habla un dialecto del italiano sin que eso importe al director, porque haber coartado el lenguaje que utilizan los propios habitantes habría sido limitar la película. De todas maneras y como curiosidad, los propios italianos no entendieron gran parte de la película, y un par de años más tarde se estrenaría la misma bajo un dialecto más comprensible.

-..-IICManager-Upload-IMG--Lima-tiembla

La película revela una fuerza que en la época debería haber suscitado bastante polémica. Se presenta un pueblo pesquero donde como se indica ya en el prólogo, sucede el mismo drama de siempre, y es que el trabajo que los pescadores consiguen durante duras jornadas de trabajo es robado de manera miserable por los comerciantes, que fijan los precios y mediante trapicheos legales se hacen de oro sin apenas sudar una gota de esfuerzo. Ante ello se abre un interesante debate generacional, en el que Visconti nos presenta una juventud que no está dispuesta a seguir viviendo de esta manera y se rebela intentando hacer que cambien las cosas, mientras que la generación más mayor sigue pensando que lo mejor es mantener las costumbres que han seguido durante tanto tiempo, Visconti construye el discurso inspirado sin duda en la obra filosófica de Marx.

La familia, como en gran parte de la trayectoria de Visconti, es también uno de los ejes motores de la película y de la trama.

Intenta además crear un retrato cercano en gran medida a las posibilidades documentales, y la muestra de la verdad (pese a estar conducida) es una de las máximas constantes de la película. Por eso cuesta implicarse con un personaje principal, porque a Visconti lo que más le interesa es la muestra conjunta de la población, así como demostrar las virtudes de un pueblo que se ha forjado con muchos siglos a sus espaldas. El pueblo es definido como una raza trabajadora y vital, cercana a la fiesta pese a las multitudes de catástrofes que ha tenido que soportar, incluyendo una lucha con el mar que ha acabado con muchos de ellos, incluyendo el padre de uno de los protagonistas.

terratrema

La voz en off es un recurso indispensable, y con el que Visconti consigue aumentar las posibilidades de ese tono documentalista que está buscando constantemente. Es cierto pero, que la voz no se utiliza como un simple elemento descriptivo, sino que también ataca y se posiciona en diversas ocasiones durante la película.

También es sintomática la fotografía. Al director no le interesa crear una estética cercana a la americana y para ello recurre seguramente a todos los ideales estéticos contrarios a la de aquella. Aquí se busca el naturalismo en todo su esplendor, siendo siempre fiel a lo que las horas del día reflejan en cada momento.

La puesta en escena tampoco trata de enturbiar la fidelidad del relato, y en líneas generales se construye mediante la simpleza y composiciones fáciles de dirigir. Pese a esto hay un interesante travelling inicial en el que el director nos muestra como es el mercado por dentro, con toda la algarabía que hay en un día de pesca, y en el que la película no necesita ni recurrir a la voz en off para acompañar lo que el espectador ya está viendo.

8/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s