Ciclo David Lean: Oliver Twist

images (9)

La luz es básica en la visión que David Lean nos ofrece en su particular Oliver Twist. De hecho en muchos momentos los focos lumínicos llegan a crear la puesta en escena, porque mediante la luz proyectada se crean sombras y brumas que son las que conforman el encuadre. Por este motivo la minuciosidad con la que se han registrado todos estos procesos es básica en la película. De la primera secuencia totalmente pictórica en la que observamos una tremenda tempestad a y a la madre de Twist huir de su casa pasamos a otras donde los focos de luz son muchos más tangibles y donde los observamos de manera directa, creando una secuencias estéticas de gran interés. De hecho nos pueden recordar vagamente a los Carravagistas del norte, que mediante una luz tangible que podemos ver en el cuadro (normalmente velas, como también las velas aparecen en la película) proyectan una luz que pese a ser naturalista, tiene una gran condición simbólica. Y la luz no se mantiene estática en la película, sino que además va variando, ya sea por ella sola (porque se extingue o por acción del viento) o porque los personajes influyen en ella. Gran parte del éxito está en Guy Green, el experto en fotografía, y que tiene claras influencias de las películas de terror de la Universal que se hacían por aquellos años (recordemos las obras de Bela Lugosi, Boris Karloff y compañía) y que a su vez bebían en gran parte del cine expresionista alemán.

anthony-newley-Oliver-Twist

Y es que también podemos leer la luz con una carga significativa que va mucho más allá de lo estético. Uno de los temas básicos de la obra es la ascensión social de nuestro protagonista, y como este tratará de abrirse un hueco entre el escalafón social. Siempre que el personaje este en una mala situación o en un ambiente que el director nos quiera mostrar como de mal augurio, se utiliza una oscuridad mayoritaria, mientras que para demostrarnos los escenarios donde al joven protagonista se le trata de manera adecuada, Lean se sirve de una luz clara que ilumina todas las estancias. Una lectura correcta sería decir que nuestro protagonista trata durante toda la película de pasar de la oscuridad, a la luz.

Esta es la característica principal con la que juega el gran director inglés David Lean, pero ni mucho menos la única. La película forma parte de la etapa artística del director en la que ya había realizado unos primeros films en los que había conseguido foguear su experiencia, y ahora pasaba a películas de mayor nivel. Junto a “Cadenas Rotas” forma un díptico más que interesante en el que el director se sumerge en el mundo del escritor Charles Dickens pero ofreciendo una visión personal muy suya. Estas dos adaptaciones literarias, realizadas en un tiempo muy cercano entre sí, denotan además la magnífica habilidad de Lean detrás de las cámaras, y supusieron un aceptable éxito comercial. De hecho la secuencia inicial de la película tiene muchas coincidencias con la también primera secuencia de “Cadenas Rotas”, en las dos encontramos un prologo que casi podríamos definir de terror, en la que personajes solitarios se mueven entre un paisaje que es mucho más superior que ellos (los personajes aparecen encuadrados en un tamaño muy diminuto) donde los poderes de la naturaleza (en el caso de Oliver Twist con una tormenta) hacen su acto de aparición, empequeñeciendo al ser humano y demostrando el tono de desesperación que marcará gran parte de la película.

images (11)

Evidentemente la película tiene una carga social muy elevada. Pero no podía ser de otra manera teniendo cuenta que las obras de Dickens siempre han tenido una carga social muy fuerte (casi podríamos decir que populista). También Lean se encarga de atizar a los verdaderos culpables y pese a que la película se ambiente en una etapa que no sea la misma en la que el director se engloba, puede leerse perfectamente como una crítica a la sociedad contemporánea del autor, precisamente por la eternidad el relato, y es que se trata de una obra que trata temas atemporales, si bien es cierto que también Dickens era un hombre de su tiempo y en sus obras toca temas muy de su época, como el crecimiento de la urbe, la explotación laboral y los nuevos focos de pobreza que comporta la expansión industrial, por eso vemos un vestuario acorde con la época y con el gusto del público, que siempre se ha divertido con los films que tratan temas de este estilo elegante de pompa y circunstancia.

La infancia es el tema principal de la película, una infancia que sufre abusos de todo tipo por un ambiente hostil que no permite que esta florezca como debiera. En el mensaje profundo Lean no traiciona el espíritu de la obra, si bien es cierto que recorta ciertos paisajes respecto al libro con tal de que la adaptación sea mucho más factible. La escena inicial por ejemplo (una de las mejores del film, como ya he comentado) no proviene del libro, sino que la encontramos en la mente del director, como la persecución final, que sería tan influyente que sería recogida también por la versión musical que el director Oliver Reed haría para su propio “Oliver Twist”, llamada “Oliver”. La película sabe sobrepasar esas fronteras precisamente por un montaje perfecto, y es que recordemos que Lean comenzó su andadura en el cine como montador.

8/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine, Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s