Regreso del Infierno (1955)

220px-To-Hell-and-Back-Poster

Audie Murphy fue un héroe de guerra estadounidense. Además de ser el soldado más condecorado, por parte del ejército estadounidense, en la segunda guerra mundial, también fue un actor popular de Hollywood. Bien que no dejó ninguna película especialmente remarcable (o mejor dicho, las que podemos contar como significativas no pasan de los dedos de una mano), participó en más de una decena de producciones y cultivó con abundancia el género del Western. Una de estas películas se trató precisamente de la obra autobiográfica, To Hell and Back (Regreso al infierno, 1955), basada en la autobiografía (con el mismo nombre que luego recogería el filme) que había escrito Murphy en el 1949.

La película, en realidad un panfleto con voluntad de alistar todo joven con medio cerebro, está interpretada en el papel principal por él mismo (poco importa que el Audie Murphy de 1955 no tuviera ya edad para interpretar a un joven recluta de más de diez años de diferencia y buena muestra de este error lo comprobamos en las secuencias iniciales en la que debe interpretarse a si mismo cuando tenía 17 años). Producida por la Universal (en colaboración con el ministerio de defensa) la película nos cuenta las andanzas de este joven desde su adolescencia hasta convertirse en un héroe de guerra.

images (100)

Es cierto que prácticamente todas las películas bélicas esconden algún mensaje y toman partido por una determinada posición, pero lo de Regreso al Infierno es una cosa exagerada. La dramatización de los hechos reales está tan manipulada y tan poco bien contada que en vez de estar financiada por la Universal parece más bien una película producida directamente por el ministerio de defensa. De hecho, nos encontramos con una introducción que no tiene nada que ver con Audie Murphy y su historia, sino que está contada por un miembro relacionado con el ejército, el subsecretario de defensa, Walter Bedell Smith, que nos viene a contar las bondades y bienes del ejército norteamericano y lo que viene a ser la película.

Este mensaje de lo bien que uno vive en el ejército, es prácticamente una constante en todo el filme. El propio Audie Murphy se apunta precisamente en el ejército porque no ve más salidas a su posición económica que la de buscar fortuna en el conflicto bélico, aconsejado además por un antiguo soldado que lo apadrina en un momento de penuria. Comentarios como “Son veinte años y luego una paga vitalicia” “Nunca lo dejes hijo, no cometas los mismos errores que yo” Ya pueden chirriar un poco en las orejas del espectador. Pero claro, en plenos años cincuenta, esto lo veía un joven con las hormonas totalmente revolucionadas y se presentaba listo para apuntarse a la guerra.

Después de la infancia y adolescencia de Murphy, que es contada de una manera tópica, pasamos al ejército donde todos los clichés se juntan en la batidora para dar forma definitiva a la película. Nuestro personaje aparece representado como un ser enclenque en comparación con los demás soldados, y todos le dan por carne de cañón. Sin embargo, poco a poco el recluta consigue labrarse fortuna en el ejército mediante acciones sumamente valerosas, casi suicidas.

maxresdefault

La función propagandística es evidente, más cuando Regreso del Infierno nunca muestra una guerra cruel y despiadada, sino que incluso el conflicto es enseñado como algo ligero e incluso sencillo. En ciertos momentos, parece que nuestros protagonistas simplemente paseen por Europa. La película no tiene ningún reparo en destrozar la historia real si hace falta, porque lo cierto es que Audie Murphy sufrió de estrés postraumático durante gran parte de su vida, y el insomnio era una constante en su nocturnidad. Para ver la manipulación que realiza el filme sólo tenemos que estar atentos a la banda sonora, y es que, prácticamente en todo momento de la película el acompañamiento musical está destinado a ensalzar el tono de aventuras que pretende transmitir el filme, así como la heroicidad  de los soldados.

Audie Murphy es evidentemente el símbolo de la Segunda Guerra Mundial[1], que se trató de vender a la sociedad norteamericana del momento. De condición humilde, consigue sobreponerse con esfuerzo a las dificultades, y mostrando un valor explosivo, logra las más altas condecoraciones. Ciertamente todo huele a fabricado en la historia que envuelve semejante leyenda. La película fue un éxito de audiencia tremendo, y la Universal no superaría su fortuna hasta la aparición décadas más tarde de Jaws (Tiburón, 1975).

[1] NIEMI, Robert, History in the Media: Film and Television, Ed. Abc-Clio, California 2006, p.90

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s