Iron Man 3 y los superhéroes.

wallpaper-stark-iron-man-3

Estamos en 2013 y parece que la fiebre por todo lo derivado de los superhéroes está en su máximo apogeo. Esto, como todo en la vida tiene su parte buena y su parte mala, obviedad máxima. Las carteleras están casi cada semana repletas de alguna historia sacada de viñetas (el llanero solitario ahora mismo) y parece que el próximo año el tema ira a más, con segundas partes como la de vengadores, muchas más secuelas e incluso un proyecto que pretende juntar nada más ni nada menos que a los grandes superhéroes de la Dc Comics, Batman y Superman.

Y es que sin duda hay una lucha entre las dos grandes productoras de cómics norteamericanas, la DC y la Marvel. En sus películas notamos este combate  en la que cada sello se ha especializado en unas películas muy características. El tono serio y adulto lo quiere poseer la Dc, que ha rodado la prestigiosa trilogía de Batman, muy aclamada por la crítica además de contar con un gran éxito de público. Nolan tuvo la grandeza de llevar la saga a su máximo esplendor. Es verdad que el hombre de acero (la nueva película de Superman, el otro gran pilar de la Dc) no consiguió un éxito tan redondo, pero sí que mantenía el tono serio, como intentando desligarse del cliché del supuesto público que persigue estas películas, intentando abarcar al máximo número de espectadores posible.

Porque si hace unos años nos dirían que las películas de superhéroes tendrían tanto éxito, más allá del cliché del público Nerd, uno se habría quedado boquiabierto. Pero la situación ha cambiado. Como ejemplo, fue mi propia novia la que quiso ver Iron Man 3, por iniciativa propia.

hot-toys-iron-man-3-tony-stark-limited-edition-collectible-figure-3

La Marvel se ha especificado en un tipo de películas ciertamente diferentes a las del sello Dc. Aunque también es cierto que su galería de personajes es bastante más amplia, con lo que han cogido una gran diversidad de perfiles. Pero si tuviéramos que definir la diferencia entre un sello y otro, sería el de la comicidad. Y es que la Marvel acostumbra a añadir un toque bastante cómico en sus películas. La primera película que puso los pilares para el éxito fue Spiderman (2002), pero el hombre que había detrás de las cámaras era nada más ni nada menos que Sam Raimi, que también dominaba perfectamente la combinación de elementos cómicos y otros más serios, como ya había demostrado en la trilogía de Evil Dead. En Spiderman, así como en la reciente Vengadores (2012) el humor y la autoparodia eran más conscientes que nunca.

En Iron Man 3 también sucede lo mismo. Quizá sea una de las figuras en la que el toque de humor y cinismo esté más exagerado. En parte por la figura en la que se basa el cómic, recordemos que Tony Stark es un multimillonario que vive en su particular nube, y también por el actor que encarna el personaje. Sin duda Robert Downey Jr. es el actor que mejor interpreta el papel posible para la película. Es el hombre que mejor encarna la esencia tan cínica del superhéroe.

images (37)

El mismo número de la secuela (tercera entrega) nos indica el éxito que ha tenido Tony Stark. Hasta tres películas se han llegado a rodar sobre el personaje, y tampoco descarten que se retome el personaje en un futuro. Lo que está seguro es que volverá en su papel como uno de los componentes en Vengadores en la secuela que está prevista para el año 2015.

Iron Man 3 es una película bastante prefabricada, no engañamos a nadie diciendo esto. Tiene el punto de evasión a su favor, así como su sentido del humor, pero falla estrepitosamente en otros aspectos. El guión de la película es totalmente irrisorio y lleno de agujeros. Decir que toma al espectador por idiota sería corto, porque la película se permite más licencias de la cuenta. No sólo la casi teletransportación que se permiten los personajes (realizan miles de kilómetros en segundos de distancia), sino que también se incluyen momentos bastante vergonzosos (la manera como huye Don Cheadle de la cárcel ni siquiera es explicada, se omite como si hubiera escapado cual Houdini).

Por otra parte, uno de los problemas que tiene en cuanto a la construcción de la película es que se toma demasiado metraje para crear un villano, que ni siquiera está a la altura de la circunstancias. Y es que, sinceramente, el personaje del mandarín así como su secuaz no funciona en ningún momento. ¿Qué es un superhéroe sin un villano que no esté a la altura? Ese es uno de los problemas que tiene el personaje de Iron Man, y es que tampoco el reparto está a la altura para cumplir como unos buenos secundarios. Gwyneth Paltrow no tiene un gran carisma como secundaria y el personaje de Don Cheadle está totalmente mal aprovechado.

Si la película logra sostenerse es gracias al humor bastante negro del personaje principal, e incluso a la autoparodia que la película llega. Es más  en ciertos momentos la propia película revela que es totalmente autoconsciente del producto que está planteando, y no tiene temor alguno a parodiarse a sí mismo. De hecho tiene algunos momentos dignos de mención que se elevan por encima del nivel medio de la película. como el díalogo entre los dos matones y el personaje de Tony Stark.

4/10

Kyrios

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s